Tercer día en Bulgaria

Tercer día en Bulgaria

Tercer día en Bulgaria: Jaime Cabezas Montero nos cuenta que han hecho en este día.

"Hoy ha sido un día muy divertido y repleto de anécdotas y momentos graciosos. Por la mañana cogimos un autobús para ir a Durankulak, a más o menos la mitad del viaje el bus sufrió una avería y tuvimos que cambiarnos a otro. Cuando llegamos, vimos una inmesa masa de agua rodeada de vegetación. Una guía nos acompañó hasta un complejo arqueológico y nos estuvo hablando sobre la historia del lugar.


Después hicimos una pequeña pausa de unos 30 minutos en un bar cercano de la zona donde pudimos descansar las piernas y tomarnos nuestro desayuno. Tras esto, fuimos cerca del Cabo Kaliakra, en el Mar Negro, donde unas impresionantes vistas del mar se encontraban delante de nosotr@s y aprovechamos para tomar unas estupendas fotos en grupo. Luego hemos ido a almorzar a Balchik, a un lugar con unas vistas al mar preciosas donde hemos comido un rico plato de pescado.
Acto seguido, cogimos un bus para ir al Jardín Botánico de Balchik y al Palacio de Balchik, dos lugares dignos de ver. El cielo cada vez se veía más y más negro, pero por suerte no caía ni una gota. Vimos el Jardín Botánico (con cactus espectaculares) y tomamos algunas fotos y fuimos en dirección al Palacio de Balchik. Algo que me impresionó fue una pequeña cascada que llevaba muy poco caudal.


Justo cuando fuimos a entrar al palacio, comenzó a llover con mucha intensidad, y a tronar como si el cielo fuese a caerse. El espectáculo de luces en el cielo era maravilloso a la vez que un poco aterrador, he de decir. Durante unos 15 minutos, una gran tormenta descargó sobre Balchik, impidiendo nuestra salida del palacio hasta que escampara un poco. Cuando el tiempo se calmó un poco, un maravilloso espectaculo apareció ante nuestros ojos, la pequeña cascada llevaba ahora muchísima más agua y el pequeño riachuelo que llevaba se había casi cuadruplicado. Despues de tomar algunas fotos regresamos al bus y cuando llegamos a Dobrich, fuimos a ponernos guap@s ya que iba a haber una fiesta en el instituto. 
Hicimos algún juego donde España consiguió ganar siendo los que más ciudades pusimos en menos tiempo (este mérito debe ser para Lucas y Elena ya que ell@s fueron quienes representaron a nuestro grupo). 
Después vino el momento más mítico de la noche, nos tocaba cantar "Despacito"... Con un poco de vergüenza, pero al final tod@s acabamos cantando y pasando un rato genial! Por último,  nos pusimos a bailar un baile típico búlgaro y las carcajadas se escuchaban por todos lados. Luego cada uno volvió con su familia y así termina nuestro miércoles en Bulgaria. "

#Erasmusplus #Digitalgreen

Visto 1462 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

ir arriba